viernes, 1 de enero de 2010

Un día como cualquier otro

Sentado en el fondo de casa podía ver como mi hijo Max, Pato para casi todo el mundo, jugaba con su hacha de madera que le hizo mi viejo. De un lado el hacha tiene una calavera y del otro una leyenda que dice "La Justiciera Ñácate".
Mientras corre por el fondo con el gigantesco conejo que tienen de mascota, conejo que responde al nombre de Dr. Jones... Indy para los íntimos.

Sip... en casa están todos dementes.

Por un año más de bella locura.

:)

8 comentarios:

  1. Y yo que me preguntaba de donde habia salido lo de "mediaslocas"...! ^_^

    espero que este año rueden cabezas cercenadas por La Justiciera Ñacate!!

    abrazzo
    EDU

    ResponderEliminar
  2. Vaya que iba yo a pensar cuando te conocí por internet que eras un psicópata!

    -Por aquí la cosa también es de locos, mi hijo me dice "te mataré" cuando no le doy sus gustos, solo que su peculiar estilo consiste en cosquillas sistemáticas...bueno, por algo se empieza no?

    El mejor año para mi querido Lubrio, te mereces lo mejor y más...

    Desde Perú, DeVaTe

    ResponderEliminar
  3. jaja q buen dibujo jajajagenial feliz año nuevo :D jaj

    ResponderEliminar
  4. Suerte y prosperidad para este nuevo año, un abrazo Luicito querido.

    ResponderEliminar
  5. Dementes pero felices jeje

    Un saludo Mr. Lubrio!!

    ResponderEliminar
  6. Muy buen dibujo, me gustó el conejo.

    Feliz 2010!

    ResponderEliminar
  7. ¿qué le critican al pibe?... el padre andaba persiguiendo una gallina disfrazado de lechuza (y con una remera que decía "Menem 99") en Santiago del Estero... ¿quién sabe para qué?... en fin... de tal palo...!

    ResponderEliminar